Volver al inicioFrances    Inglés    Alemán    

Patrimonio y Internet



   La creación y el desarrollo de un sitio web sobre el patrimonio de un área que comprende diecinueve municipios es ciertamente una empresa ambiciosa, si no arriesgada. Obviamente requiere la cooperación de un gran número de personas de buena voluntad.
Pero no solo eso.
De hecho, el propósito mismo de este proyecto es un objeto que puede ser controvertido. El patrimonio, por supuesto, todo el mundo está de acuerdo en preservarlo y mantenerlo. Cuando se trata de elegir qué elementos pertenecen a él, surgen muchas preguntas. Es necesario ponerse de acuerdo y hacer una elección. Así que tenemos que usar criterios de selección relacionados con la noción misma de patrimonio.

El origen latino de la palabra, patrimonium - propiedad heredada del padre - ya da una primera indicación. El patrimonio de la región incluye elementos relacionados con su historia, como : dólmenes y castillos, pequeñas capillas de las romerias y casas medievales, hornos de algas, faros y puestos de vigilancia de los guardacostas. Sin embargo, el número de tipos diferentes es tal que es necesario hacer una elección adicional : ¿Vamos a considerar los búnkeres alemanes como parte de nuestro patrimonio ? Fueron construidos por extranjeros, pero están en nuestro territorio. ¿Son demasiado recientes? Pero la noción del tiempo es muy relativa. ¿Su pertenencia a un antiguo enemigo todavía despierta antipatía? Pero ningún cañón los arma ya, y son más bien un objeto de curiosidad. Algunos dirían que no son bonitos. Son verrugas de hormigón sobre nuestras costas. ¿Prueba de ello? En Toulbroc'h, los pastilleros de los búnkeres son cubridos en graffitis porque son feos.
Pero pronto, quién sabe, tal vez sean precisamente estas graffitis, a veces muy hermosas, las que las harán parte de nuestra herencia...


Graffitis de Toulbroc'h en Locmaria-Plouzané

  Por lo tanto, estamos tratando aquí con otra noción, que es particularmente difícil de definir, la estética. Desde su inauguración en 2011, el puente de Térénez, por ejemplo, pasó a formar parte del patrimonio nacional, al igual que el viaducto de Viaur o el viaducto de Garabit. Su belleza arquitectónica parece ser reconocida por todos, incluso más que la destreza que representa su construcción. Por lo tanto, lo bello prevalecería sin duda alguna sobre lo antiguo y lo notable.
¿Pero es un molino de viento más bello que un aerogenerador? ¿Un menhir que una torre de agua?

  ¿Es una cuestión de tamaño, de dimensiones? Hay, en efecto, un pequeño patrimonio : una rueda de paletas o una muela de molino, un reloj de sol, una rueca o la herraminta de un fabricante de zuecos... El Museo de Bretaña, en Rennes, presenta una pequeña moneda griega de oro descubierta por casualidad entre las algas en 1959 en Lampaul-Ploudalmézeau y atribuida a la expedición de Piteas ( alrededor del 320 a.C. ). ¿No es ipso facto parte de nuestro patrimonio?



La moneda de oro encontrada en Lampaul-Ploudalmézeau y expuesta en el Museo de Bretaña, en Rennes
Foto : Museo de Prehistoria de Penmarc'h ( Finistère )


  " El patrimonio no es una realidad material, pero una mirada a ciertas realidades, ya sean materiales o no ", dicen Alain Croix y Jean-Yves Veillard en el prefacio de su Dictionnaire du patrimoine breton2.  Y añaden :Una colección de piedras antiguas no es, por naturaleza, patrimonio :¿cómo si no podemos entender que durante mucho tiempo sólo pudo atraer la indiferencia, y que muchos otros han desaparecido? Estas viejas piedras se convierten en patrimonio porque un día se les dio una nueva mirada, un significado, una utilidad al menos moral o cultural."

Tras el enorme incendio que asoló la Catedral de Notre-Dame de París en 2019 y sus repercusiones en todo el mundo, puede decirse que la noción de patrimonio está simplemente ligada a la sociedad y a la importancia que ésta otorga a los elementos naturales y culturales que rodeanla. Varía constantemente según los lugares y las epocas. Incluso desaparece completamente frente a otras prioridades, como a menudo vemos en tiempos de guerra o intolerancia religiosa. Recordemos, por ejemplo, el bombardeo de la catedral de Reims por la artillería alemana durante la Primera Guerra Mundial o la destrucción de estatuas y templos milenarios en Asia Menor hace poco tiempo. Más cerca de casa, la cabecera de la iglesia de la abadía de Pointe St-Mathieu fue destruida para dar paso a un faro inaugurado en 1835.

 Un significado, una utilidad, esto es sin duda la clave para seleccionar los elementos del patrimonio.

 Por lo tanto, también existen realidades inmateriales como las costumbres, las tradiciones y las expresiones lingüísticas. "La reducción del patrimonio a piedra y obras de arte implica un proceso de aprendizaje aprendido, que en la mayoría de los casos ni siquiera es accesible en la escuela; en cambio, el paisaje, la danza, la música, el lenguaje, la vestimenta son -incluso de manera desigual - accesibles a todos, y dan a la más modesta de las comunidades, a la más pobre de los municipios, una existencia patrimonial." los dos autores ya mencionados precisan ello.

El alcance de la noción de patrimonio se vuelve inmenso...

 Para el público en general, pero en particular para los turistas o los escolares que desean descubrir una región, tener acceso a un sitio web sobre su patrimonio puede ser, por lo tanto, muy útil. Sin embargo, para los diseñadores del sitio web, las cosas se están complicando aún más.
    De hecho, se suman casos de conciencia a la dificultad de elegir uno elemento. Por ejemplo, el acceso a ciertos elementos del patrimonio puede ser más o menos peligroso para el visitante y a veces incluso para la conservación del patrimonio. Esta peligrosidad debe ser evaluada y, o bien se menciona en el texto correspondiente, o bien uno deber se resigna a no indicar el elemento en cuestión. Otros están situados fuera de la vista del público, dentro de propiedades privadas. Y aunque algunos propietarios no se opondrían a las solicitudes de visita, hay todavía algunos que se irritarían e incluso en algunos casos podrían ser inducidos a hacer desaparecer el patrimonio en cuestión. El deseo de proteger el patrimonio llevaría entonces al efecto contrario. En Porspoder, tenemos el caso de un granjero que destruyó un megalito en su campo alrededor de 1930, aunque estaba clasificado como un monumento histórico. Por lo tanto, es necesario hacer nuevas elecciones y todos deben ser conscientes de los límites que impone este requisito.

Por último, la creación de un sitio web de este tipo requiere no sólo ir al lugar a tomar fotografías de cada elemento descrito, sino también a recopilar toda una documentación. El País de Iroise no es una tierra nueva. Varios investigadores, arqueólogos, historiadores locales y también artistas han limpiado esta zona durante décadas y han producido publicaciones3 u obras de arte. Otros, sin publicar nada, han acumulado documentos, artículos y postales, cuyo conocimiento es valioso. Debemos rendirles homenaje y citar siempre su trabajo, no sólo por simple honestidad, sino sobre todo por gratitud a un trabajo discreto e ignorado que, muy a menudo, es el fruto de toda una vida. Por la misma razón, cuando un sitio web ya describe un elemento del patrimonio con suficiente detalle, no tiene sentido copiarlo. Un enlace a este sitio es suficiente y respeta el trabajo ya realizado.

   Pero, ¿qué aporta Internet? Hay publicaciones, guías turísticas, puntos de información y oficinas de turismo en la mayoría de los municipios. ¿Es indispensable un sitio web, virtual por supuesto?
Indispensable, tal vez no realmente. Siempre podemos prescindir de una evolución técnica. Sin embargo, es interesante, y por varias razones :
- Un sitio web es fácil de diseñar por varias personas. Cada colaborador proporciona textos y fotos, el webmaster sólo tiene que ponerlos en línea. Pueden ser traducidos a varios idiomas.
- Las páginas siempre se mantienen editables : los errores pueden ser corregidos en cualquier momento, se pueden añadir fotos, cambiar los mapas de acceso si es necesario. En comparación con una publicación en papel, esto es una ventaja considerable porque un sitio bien actualizado se adapta y evoluciona constantemente. No permanece estática.
- Es fácilmente accesible al público. Las computadoras, los móviles, las tabletas o los teléfonos inteligentes permiten ahora obtener información muy rápidamente e Internet está prácticamente en todas partes, en todas las familias. El acceso es posible desde todo el mundo.
- La técnica del código QR, o flashcode, puede utilizarse para cada elemento patrimonial descrito en una pagina (ver su uso en nuestra sección de informaciones varias).
   Por eso este trabajo participativo es cada vez más emocionante cada día.

Yannick Loukianoff



¿Le gustaría participar en esta aventura cultural? ¿Le gustaría ayudar o contribuir con sus habilidades? ¿Tiene algún documentos que puedan complementar o mejorar ciertas páginas del sitio? ¿Se ofrece a traducir algunas de estas páginas a una otra idioma? No dude en ponerse en contacto con nosotros por correo electrónico Este sitio está destinado a crecer, tienes tu lugar en el equipo que lo diseña.
(1) Es una moneda griega de oro descubierta en la playa, rodeada por los zarcillos de algas que embarrancaron sobre la arena. Esta moneda había sido acuñada en Cirene, una ciudad de Libia, entre el 322 y el 315 a.C. Contemporánea al viaje de Piteas, obviamente no es una prueba absoluta. Pero dado nuestro conocimiento actual de la navegación en el Atlántico en ese momento, la probabilidad de estar correlacionados con ella es alta.
Ver en este sitio web el documento del difunto Georges Tanneau, marinero-historiador de Le Guilvinec, dedicado a "Pythéas, le Massaliote".
También ver sobre Persée el artículo dedicado en 1961 a este descubrimiento por el Bulletin de la Société préhistorique française.


(2) "Dictionnaire du Patrimoine breton",editado por Alain Croix y Jean-Yves Veillard, Presses Universitaires de Rennes, 2013.


(3) Citamos en particular "Pays d'Iroise, sites et découvertes", más abajo, por Jean LESCOP, publicado en 1994 por la CCPI, en un momento en que la CCPI sólo incluía 12 municipios. El autor, que habla bretón con fluidez, ha realizado desde su jubilación una considerable labor de investigación catastral, interpretación lingüística y descubrimientos en el propio campo. Une passion dévorante, à laquelle il s'est consacré bénévolement, dont le fruit sert toujours de base à la confection des pages de ce site.

Abajo, a la derecha, está el código QR para el menhir de Kerloas descrito más adelante en este sitio web.







Jean LESCOP. Communauté de Communes du Pays d'Iroise 1994



















QR-código de nuestra página sobre el menhir de Kerloas